Skip to main content

¿Cómo detectar mentiras? Una guía aplicada

 Gente tóxica , perfiles y cómo evitarla.

Seguro que alguna vez os ha pasado, le hacéis una pregunta inocente a alguien y este de repente está a la defensiva, dando razones innecesarias, adopta una posición rígida y se le traba la lengua, o reacciona con una risa nerviosa… Sí, podría tratarse de una persona tímida o, por el contrario, de alguien que está empaquetando una mentira lista para ser entregada.

Pillar a un embustero que está acostumbrado a mentir no es tarea fácil, y antes que nada hay que tener claro que el objetivo del artículo no es convertiros en expertos en este campo, sino ofrecer algunas pautas sobre cómo detectar mentiras. Por desgracia, las garantías no existen e incluso después de esta lectura formativa es probable que os cuelen alguna trola.

¿Qué hago para saber si miente?

Mentir no es nada fácil. Suele requerir experiencia, sangre fría y cierta creatividad. En el momento de la mentira la persona está pendiente de varias cosas:

  • Está siendo acusada, es decir, hay un peligro.
  • Tiene que interpretar el lenguaje verbal y no verbal de la otra persona y ajustar su propia conducta.
  • Construir la mentira.

Todo ello implica el consumo de muchísimos recursos cognitivos como la atención, la capacidad de concentración, el razonamiento, la imaginación, la memoria, etc., lo que hace que haya ciertos aspectos que sean difíciles de controlar por parte del mentiroso. A tu Pinocho no le crecerá la nariz, pero ya que tampoco es de madera, te estará enviando distintas señales verbales y no verbales.

1 – El análisis del discurso

El discurso tiende a ser más breve, menos complejo y caracterizado por la falta de espontaneidad. Cuando una persona está contando una historia, que ha ocurrido de verdad, suele dar muchos más detalles que el mentiroso debido a que se los tiene que inventar. Pero, ¡cuidado!, si una persona estuviera constantemente dando detalles, que no aportan ningún dato relevante para la historia, podría ser un indicativo de mentira.

Los embusteros no suelen utilizar la primera persona del singular cuando se les pregunta por cuestiones simples como ¿conoces a…? o ¿fuiste a ver una película el sábado? Algo tan sencillo como hablar en primera persona o utilizar el nombre propio de alguien suele ser un indicativo de veracidad y cercanía con esa persona, a continuación algunos ejemplos:

Ejemplo 1:

  • P: No me mientas, ¿fuiste al cine este sábado con alguien?
  • R: Lo normal es que la gente vaya al cine con frecuencia (no utiliza la primera persona y, por tanto, puede ser engañoso).
  • R: Sí, fui al cine este sábado, pero no fui con nadie (lenguaje claro, conciso y usa la primera persona del singular; lo que refleja veracidad).

Ejemplo 2:

  • P: ¿Conoces al presidente del Gobierno?
  • R: Claro, soy muy amigo del presidente (indicio de mentira).
  • R: Sí, conozco a Mariano desde hace algún tiempo (utiliza el nombre, lo que refleja que puede tener relación con esa persona).

Otra estrategia lingüística muy frecuente en las personas que mienten consiste en devolverte total o parcialmente la pregunta o incluirla en la respuesta. Este sería un posible ejemplo:

  • Cariño ¿te comiste el último helado?
  • ¿Qué si me he comido el último helado? ¿Yo? (posible mentira).
  • Eehh, no cariño, no me comí el último helado (posible mentira).

Por otro lado, la información que dan suele ser ambigua o vaga, y están más dispuestos a hablar de otras personas implicadas que de sí mismos. Pueden intentar desviar la atención del tema empleando humor o sarcasmo y no aguantan los silencios, tratarán de rellenarlos. Algo muy característico es el uso de circunloquios que rompen el lenguaje fluido y natural de esa persona, ya que están construyendo una respuesta, como por ejemplo:

  • P: ¿Vienes a hablar claro aquí?
  • R1: Yo siempre hablo claro (falta de concreción, indicio de mentira).
  • R2: Sí, para eso he venido (respuesta clara y concisa a una pregunta concreta).

2 – Fíjate en si hay alteraciones en el habla

Puede haber distintas variaciones en el habla como hablar más rápido o más lento de lo habitual. La voz aguda o disminuir el tono de la voz durante los fragmentos inventados de la historia, las pausas y el retraso de las respuestas es algo muy típico en las personas que están mintiendo. Escuchar cuidadosamente y fijarse en los cambios en el tono de voz puede ayudarte a detectar que parte de la historia es inventada.

En esta misma línea, observarás que cuando una persona prepara un embuste, en ocasiones, empiezan a aparecer muletillas o sonidos onomatopéyicos (mmmm…) con el objetivo de ganar tiempo para crear una historia. También puede ocurrir un fenómeno que se conoce como “traición del inconsciente” y que está caracterizado por empezar diciendo algo que es verdad y parar antes de completar la frase para luego decir otra cosa.

3 – La importancia del lenguaje no verbal

Parece que la nariz le pica y que trata de taparse la boca. Cuando mentimos los nervios causan un incremento de actividad en nuestro organismo –activación central y liberación de adrenalina- que puede provocar picores en la nariz. Sé muy observador y date cuenta de si la otra persona manifiesta alguno de estos comportamientos, ya que probablemente está intentando venderte una historia poco verosímil.

Además, es posible que intente guardar una mayor distancia corporal y que sus pies se dirijan hacia una zona alejada de ti, como si quisiera escapar de la situación. Por otro lado, se ha observado que cuando uno miente sus gestos y movimientos corporales tienden a ser más limitados y forzados. Los brazos o las piernas cruzadas o escondidos pueden ser indicadores de que están tratando de engañarnos –pone barreras entre ambos porque no se encuentra cómodo-. En general, parecerá más rígido de lo normal aunque intente disimularlo.

Una creencia muy extendida es que el mentiroso tratará de evitar la mirada de la persona a la que va dirigida la mentira. Es probable que realmente intente evitarla, pero no necesariamente. El que está mintiendo querrá asegurarse de que la otra persona se cree el discurso, por lo tanto, lo más lógico es que esté pendiente de cómo está reaccionando su interlocutor. Es decir, buscará en su expresión alguna señal de desconfianza o de las emociones que experimenta el otro.

Por último, es muy importante prestar atención a los pequeños cambios que se producen de forma momentánea e involuntaria en la expresión facial (microexpresiones). Estas variaciones suelen suceder en respuesta a una emoción intensa que el sujeto está experimentando y, de forma muy especial, en situaciones en las que intentamos ocultar algo. Imagínate que le preguntas a un amigo sobre la comida en un restaurante y, mientras te dice que “está bien”, realiza una microexpresión de asco, ¿irías a comer a ese restaurante?

4 – Los cambios fisiológicos y emocionales

Cuando una persona miente lo normal es sentir alguna emoción mientras lo hace y la más frecuente es la ansiedad. En respuesta, tiene lugar la dilatación de las pupilas que es sin duda otro indicador de la mentira, sin embargo, puede darse como consecuencia a los cambios en la iluminación del ambiente, la excitación sexual o la percepción de peligro.

Y por supuesto, no nos podemos olvidar del sudor traicionero, sobre todo si se da en ausencia de calor. Pero aparte de la transpiración, también aumenta la producción de saliva y la necesidad de beber agua en respuesta a la ansiedad. De este modo, debes estar atento a si el otro está todo el rato tragando o bebe demasiado, ya que podría ser una señal de engaño.

En términos generales, y por no complicarlo demasiado, hay que mantener los ojos muy abiertos y preguntarse si la expresión está adaptada a las circunstancias, es decir, si existe un balance adecuado entre la emoción que la persona está experimentando, lo que dice y/o lo que sería esperable en ese contexto en particular.

Para finalizar, hay que destacar que a veces la tendencia a mentir puede rozar lo patológico como puede suceder en el caso de determinadas personalidades psicopáticas o en la figura del mentiroso patológico, por lo que detectar una mentira en estas personas puede ser mucho más complicado. Por lo demás, esperamos que este artículo sobre cómo detectar mentiras os haya enseñado algo y haya sido de vuestro agrado al mismo tiempo.

2 ideas en “¿Cómo detectar mentiras? Una guía aplicada

Los Comentarios están cerrados.